Documentalística La escritura Metodología de la Investigación

El método de exposicion en la investigacion cientifica

1. La investigación y la exposición de los resultados

El método de investigación y el metodo de exposicion son dos realidades de un mismo problema: La obtención y la transmisión del conocimiento.

No basta conseguir, en las Actividades de Investigación y Desarrollo, una nueva información respecto a un fenómeno de la Sociedad o de la Naturaleza. Se necesita, además, exponerlo, mostrarlo, exhibirlo, presentarlo; enseñarlo, explicarlo, publicarlo y transmitirlo. Es decir, incorporarlo en calidad de conocimiento, socialmente, útil a la comunidad que lo requiere en función de sus necesidades.

Es así como es posible apreciar la relación dialéctica existente entre el método de investigación, cuyo objetivo es la obtención de conocimiento novedoso y el metodo de exposicion, cuyo objetivo es llevarlo a la sociedad y hacerlo útil y aplicable.

En ese sentido es importante reconocer que el conocimiento que un individuo tenga en relación con una necesidad humana, adquiere importancia cuando pasa a ser de dominio de aquellas fuerzas, capaces de incorporar ese conocimiento a una práctica transformadora.

¿Por qué debemos distinguir el metodo de investigacion del metodo de exposicion?

Porque a pesar de ser elementos de un mismo proceso se diferencian en su esencia: Mientras que la investigación busca un determinado resultado, la exposición transmite ese resultado a la sociedad.

Por ello resulta apenas lógico pensar que mientras el método de investigación es fundamentalmente analítico, el método de exposición es fundamentalmente sintético, o sea, mientras que en la investigación el científico o tecnólogo descompone el objeto y el problema de investigación; en la exposición nuevamente lo compone, lo estructura, lo re-modela, para dar una visión global de él.

En la exposición no se lleva el mismo orden que se sigue en la investigación. No se trata de exponer los pasos uno por uno que conducen a un determinado resultado, sino de exponer los resultados a los que se ha llegado.

Diríamos, en resumen, que la exposición de los resultados de una investigación, configuran el toque final de ella. Su toque en contenido y forma. Y que de ese toque depende la vida de la investigación.

La Humanidad no solo admira a los grandes espíritus científicos por los resultados a los que llegaron. Los admira también porque fueron espíritus diáfanos en la exposición de sus resultados.

Son excepcionales los casos de los grandes hombres que no han legado su pensamiento a través de sus obras escritas. Podríamos citar a Sócrates. Pero, la regla está dada en señalar que todos los grandes investigadores y pensadores de la humanidad, han sido unos excelentes escritores, unos excelentes poetas unos maravillosos expositores de su sabiduría: Aristóteles, Platón, Agustín, Newton, Hegel, Marx y Engels (quienes precisamente descubrieron el Método moderno de Exposición dialéctico) Einstein… en fin, la Literatura Universal está colmada de verdaderos jardines del pensamiento científico con olor a todos los más finos aromas del pensamiento.

Los trabajos de los grandes sabios de la humanidad, no solo hay que admirarlos por sus resultados, sino también por ese estilo inconfundible que la objetividad le pone a la exposición.

2. Sobre el contenido en la exposición

La exposición de los resultados de una investigación debe caracterizarse por la exactitud y autenticidad en la presentación de los hechos, cifras y conclusiones. La investigación científica no tolera adulteraciones o imprecisiones en relación con los fundamentos que nos sirven en los procesos de investigación.

La utilización maliciosa de datos o cifras es un error de argumentación y rebaja la investigación a una simple cadena de mentirillas fantasiosas. Por el contrario, el método de exposición científica, se basa en la razón, veracidad y objetividad de los argumentos y se convierte en una fuerza irresistible que debe ser atendida.

Pero no basta con la exactitud y autenticidad de los hechos. Es también necesario que el investigador utilice la argumentación adecuada y consistente en el momento oportuno y preciso.

Es, por decirlo en otros términos, la necesidad de una correcta utilización de los argumentos. La lógica en las conclusiones es también una condición del método de exposición de los resultados de una investigación.

Las conclusiones anticipadas e incoherentes no son propias de la práctica científica. Finalmente, la ubicación precisa de las fuentes es una condición indispensable en la exposición de los resultados. Las fuentes dan confiabilidad y seguridad a los resultados que se exponen.

3. Sobre la forma en la exposición

El estilo científico de exposición implica la utilización permanente de un lenguaje denotativo. La connotación puede ser utilizada pero llena de inteligencia y sabiduría.

El estilo de exposición en materia científica implica una preparación en un lenguaje directo, aunque no desligado del humor, de la forma de ser del hombre. De ahí que el estilo científico no niegue sino que confirme la necesidad de la polémica, de la sátira mordaz, del enfrentamiento de ideas, de la ironía pero sobre la base de argumentos.

Dos extremos se juntan y son verdaderas aberraciones en materia del método de exposición: El “populacherismo” y el “amaneramiento tecnicista”. El populacherismo, es un estilo que busca llegar a los lectores rebajando el nivel de los conceptos científicos a los conceptos vulgares. El tecnicismo busca elevarse tanto en la utilización de términos y expresiones rebuscadas y amaneradas, que confluyen con el populacherismo en el mismo resultado: desconfianza del lector acerca de la veracidad del planteamiento expuesto.

Por ello debemos aceptar como justo, desde el punto de vista de la forma, indicar que la claridad, la sencillez y la accesibilidad son cualidades apreciables en un método de exposición, proveniente de la investigación científica.

Claridad en la exposición

He ahí la primera condición en la exposición de los resultados. Ello implica, que el discurso que empleemos en la exposición de los resultados tenga la coherencia lógica propia que ponga en comunicación al investigador, con el receptor de la información proveniente de la investigación.

Evidentemente, la claridad no es una cuestión que se logra por mero ejercicio literario. La claridad en la exposición es un asunto de conocimiento y, además, de lógica en la exposición del conocimiento. Esto implica para el investigador una buena preparación en los resultados de su estudio en la ciencia del conocimiento. Es decir, en la Lógica, en sus variantes como la Lógica Formal, la Lógica Dialéctica, la Lógica Matemática.

Sencillez en la exposición

He ahí la segunda condición del metodo de exposicion. Pero ya hemos aclarado que no debemos confundir sencillez con populacherismo. Los términos técnicos pueden ser llevados de manera sencilla a la comprensión no sólo de los doctos, sino también del hombre de la calle. Para ser sencillo es menester ser audaz e imaginativo. La sencillez no implica que el investigador no utilice la terminología técnica adecuada. Pero, léase bien, adecuada. Las rimbombancias y artificios discursivos más que a la sencillez, llevan a la confusión.

El método de exposición debe ser accesible

He ahí la tercera regla, se trata de penetrar el conocimiento social e individual. Y ello sería imposible si no nos adecuáramos a la “conciencia posible”, y al grupo de personas a las cuales les llegará la información.

La sencillez y la accesibilidad van unidas. Y ambas precisan la respuesta a los interrogantes ¿Para quién exponemos? ¿A quién o a quiénes va dirigida nuestra exposición? Sería imposible para un investigador, escribir los resultados de su estudio si no tuviese clara la respuesta al interrogante anterior.

Finalmente, quiero decir que el espontaneísmo, como reemplazo de un trabajo planificado y ordenado es el principal enemigo de una exposición coherente, lógica, sencilla y asequible. También queremos resaltar aquí la necesidad de nunca precipitarse en la exposición de los resultados y cuidar con todo el rigor necesario, la pureza en la utilización de los conceptos y la rigurosidad en la corrección de los posibles errores que normalmente están presentes en todo trabajo.

En resumen, la investigación está ligada a la exposición de los resultados; la exposición debe atemperarse a un contenido exacto, verídico y lógico y debe así mismo, disponer de un estilo científico basado en la claridad, la sencillez y la accesibilidad.

Acerca del autor

Lizardo Carvajal Rodríguez

Escritor colombiano, autor de más de veinte títulos en las áreas de metodología de la investigación, teoría tecnológica, historia y clasificación de la ciencia, poética y teoría solidaria y cooperativa.

Docente universitario en la Universidad Libre y en la Universidad Santiago de Cali, por más de treinta años en áreas relacionadas con métodos de investigación, métodos de exposición, clasificación e historia de la ciencia.

Editor académico y científico de obras de autores universitarios, grupos de investigación e instituciones de nivel superior y de autores independientes en Colombia, a través del proyecto Poemia, su casa editorial, Colombia si tiene quien le escriba y promotor de las mesas de redacción como estrategia de producción de textos.

2 de comentarios

Clic aquí para publicar un nuevo comentario