Investigación científica Metodología de la Investigación Teoría del conocimiento

El objeto de investigacion

Definición del objeto de Investigación

Toda investigación científica, toda Actividad Científica y Tecnológica se realiza sobre el objeto de investigación. Es decir, sobre un ser existente, sobre un fenómeno objetivo y real o un sistema de la Sociedad, de la Naturaleza inanimada o de la Naturaleza viva, del conocimiento o de la información. 

–         El óptico, cuyos problemas de investigación son la visión, el color y la imagen, tiene como objeto de investigación la luz y los fenómenos lumínicos.

–        El cibernético, cuyos problemas son la transmisibilidad del mensaje y el feedback asociado a objetos, tiene como objeto de investigación la información, como propiedad de la materia.

–         El Químico orgánico, cuyo problema es la síntesis orgánica, tiene como objeto de investigación la molécula orgánica.

–         El cardiólogo, cuyo problema de investigación es la insuficiencia coronaria, tiene como objeto de investigación el corazón.

–         El científico en Ciencia Económica, cuyo problema de investigación es el ciclo económico, tiene como objeto de investigación el Modo de Producción.

–         El político, cuyo problema de investigación es la coyuntura electoral, tendrá como objeto de investigación a los electores.

¿Qué entendemos por Objeto de Investigación? 

Entendemos por el Objeto de Investigación, todo sistema del mundo material, de la Sociedad, de la Naturaleza, de la información o del conocimiento, cuya estructura o proceso, presenta al hombre una necesidad por superar, es decir, un Problema de Investigación.

$6.00 $3.00

Adquiera el libro completo (PDF)

Precio en Dólar Estadounidense, se convierte a tu moneda local al momento de realizar la compra.

Contiene los temas que componen el sistema de investigación y desarrollo, de manera integral y práctica. 92 páginas.

Miremos algunos ejemplos de objetos de investigación: los astros son objeto de investigación para el astrónomo; la Tierra es objeto de investigación para el geólogo; el átomo lo es para el químico; el gobierno de un país para el político; una fábrica para un ingeniero industrial; el mercado para el mercadólogo; las propiedades de la información para el informático, las clases de conocimiento para el gnoseólogo, las clases de ciencias para el epistemólogo. Así sucesivamente.

Objeto de investigación y problema de investigación

No debemos confundir el Objeto de Investigación, con el Problema de Investigación. El objeto, es el sistema en donde el problema existe y se desarrolla. El Problema, está contenido en el Objeto. Para un médico, el paciente es su objeto de investigación, mientras que la enfermedad es el Problema; para un sociólogo los conflictos entre pandillas de una comunidad constituyen su problema, mientras que la comunidad es su objeto; para un economista, la rentabilidad puede ser su problema mientras que el producto, es el objeto.

Así podemos comprender que el objeto de investigación contiene al problema de investigación.

Esto se reflejará en el título de nuestro proyecto de investigación. El título contiene tanto al objeto como al problema. Ejemplo:

Título: La prueba pericial en el sistema acusatorio colombiano

La pregunta ¿qué se investiga? nos lleva al problema de investigación. En este caso se investiga la prueba pericial.

La pregunta ¿en qué sistema o en dónde se investiga? nos conduce al objeto de investigación. En el ejemplo, la respuesta será en el Sistema Acusatorio colombiano.

Así tendremos un título que contiene tanto el objeto de investigación como el problema de investigación.

Objeto de investigación y sujeto de investigación

En esto las preguntas nos pueden orientar muchísimo. ¿Qué se investiga? nos permite conocer el problema de investigación; ¿en qué se investiga? nos lleva al objeto de investigación pero ¿quién investiga? nos da la respuesta para conocer lo que llamaos sujeto de  investigación.

Tenemos sí un triángulo, por utilizar una metáfora, compuesto por el problema de investigación, el objeto de investigación y, claro, el sujeto de investigación.

Porque la relación Objeto de Investigación y Sujeto de Investigación va implícita, porque el sujeto de investigación, sólo existe en la relación con un objeto, nos parece indispensable que quien se prepara como científico, como profesional, como doctor distinga adecuadamente el concepto de el objeto de Investigación.

¿Tiene interés considerar el objeto de investigación como un sistema? 

Sí lo tiene. La Teoría del Sistema, incorporada a la metodología de la investigación, aporta muchos conocimientos sobre los objetos de investigación, ya que éstos son considerados como un sistema y, por lo tanto, poseedores de las propiedades que le son comunes.

La teoría de sistemas permite un conocimiento más en detalle de los objetos de investigación, desde los más simples hasta los más complejos. Observamos que, poco a poco, el investigador se ve obligado a estudiar cada vez objetos más complejos, más densos. Lo podemos observar en la actividad cotidiana: Las empresas como objetos de investigación, han pasado por un proceso de complejidad en el cual es fácil mostrar que la pequeña empresa, ha sido reemplazada por la mediana y ésta es a su vez por los grandes sistemas empresariales, cuya investigación es mucho más compleja que los sistemas pequeños. Por otro lado, el enfoque sistemático encuentra cada vez más aplicación en la técnica y, en general, en la organización de la producción. Es indispensable en el diseño, ejecución y control de programas, mecanismos técnicos, de dirección, producción, etc.

Las características de los objetos de investigación: Hemos definido el objeto de investigación, como un sistema. Pero detengámonos en forma previa en una aclaración sobre este concepto.

¿Qué entendemos por sistema? 

Un sistema es un conjunto articulado e integral de partes o elementos que engendran unas específicas cualidades, que permiten el logro de unos determinados fines. Es el caso de un motor: las partes que lo componen, si se aíslan, si no se interconectan no producen el efecto que sí se tiene al interconectar adecuadamente sus partes.

En su condición de sistema el Objeto de Investigación participa de las siguientes características: articulación e integración de los elementos componentes, interrelación de elementos, estructura propia, particular; relación dialéctica con el medio y permanente renovación de su estructura.

Articulación e integración:Los elementos componentes del Objeto de Investigación están integrados y relacionados. Esto para el investigador significa que la modificación o alteración de cualquiera de los elementos, necesariamente, se manifiesta en el todo, en el objeto.

Estructura propiaEl Objeto de Investigación tiene su propia estructura, posee una organización interna específica de sus elementos. Dice Afanasiev que, a cada sistema integral concreto es inherente su estructura y organización específica, con la particularidad de cuanto más complejo es el primero y cuanto más alto es el grado de su diferenciación, tanto más compleja resulta su estructura. De ahí que no sea permitido, para la investigación, realizar trasplantes mecánicos de las propiedades de un objeto a otro. Es esa la profunda debilidad de las metodologías mecanicistas.

Relación dialéctica con el medio:Todo Objeto de Investigación hay que considerarlo en relación e intercambio dialéctico con su medio. El medio de un objeto de investigación, lo componen los diversos objetos que le son ajenos, pero que una u otra forma entran en comunicación, modificándolo o modificándose así mismos.

En el medio ambiente del objeto existen sistemas sin los cuales el objeto no podría existir. Estos sistemas son imprescindibles en el análisis que se haga del objeto de investigación y los llamaremos elementos necesarios.

Pero, asimismo, existen otros que ejercen menos influencia y que en determinados casos podemos prescindir de ellos para la investigación científica. Estos elementos los llamaremos concomitantes.

Renovación permanente de su estructura: Todo objeto de investigación tiende a la renovación permanente de su estructura, mediante la propiedad del auto-dinamismo o en el caso de los objetos de la sociedad humana, mediante la autogestión. Dada esta característica, el investigador debe tener una visión dialéctica de cambio constante.

Así como todo objeto tiende al cambio y a la renovación, también tiende a la conservación, a gozar de un carácter concreto, de estabilidad en el tiempo y en el espacio. Pero hay que entender tal conservación como un proceso, de tal manera que podemos decir que la estructura del objeto de investigación es su organización en el tiempo. Y claro está, el tiempo viene a ser una característica del objeto de investigación.

Las clases de objetos de investigación

Aparentemente el investigador se encuentra ante una inmensa pluralidad de objetos de investigación. Tal pluralidad es apenas lógica en el marco de la infinita diversidad de formas en que se presenta el mundo material.

Sin embargo, tal diversidad e infinitud no debe confundirnos. Por tal razón, nos parece pertinente la clasificación establecida por S. Meliujin, en el artículo, “Estructura de la materia y unidad del mundo”, incorporado al libro, Los problemas filosóficos de la física contemporánea, editado en México por Grijalbo en el año de 1969. El autor divide los objetos del mundo material en tres categorías: objetos de la naturaleza inanimada, objetos de la naturaleza viva y, finalmente, objetos de la sociedad humana.

Ampliamos un poco más esta clasificación:

Objetos de la naturaleza inanimada

A este grupo pertenecen todos los objetos de investigación de los sistemas cósmicos de diferente orden, los cuerpos inertes macrocósmicos, los núcleos atómicos y partículas elementales. Estos son objetos de estudio de disciplinas como la física, la astronomía y materias afines.

Objetos de la naturaleza viva

La investigación también se detiene en las diversas manifestaciones vitales u organismos vivos, incluyendo los vegetales y los animales. La biología encabeza el grupo de disciplinas científicas que se ocupan de estos seres.

Objetos de la sociedad humana

Son los que resultan de las diversas manifestaciones de la actividad del hombre. Éste, como ser superior de la naturaleza comporta sus manifestaciones específicas. Los objetos de la sociedad humana son de interés de todo el grupo de las ciencias sociales, la economía, la historia, la sicología, etc.

La interrelación de los objetos de investigación

La división de objetos de investigación que acabamos de establecer es, ante todo, convencional. La podemos hacer sólo para fines didácticos o de exposición.

En la realidad tal separación no existe.

Por ello, es importante que el investigador conozca la interrelación y el vínculo estrecho de todos los objetos de investigación. Bástenos por ahora, un ejemplo que confirma tal afirmación: las investigaciones fisicoquímicas (sobre objetos de la naturaleza inanimada), tendientes a inventar productos con destino al control de las plagas (objetos de la naturaleza viva) debe partir de las condiciones económicas, sociales, fisiológicas del hombre, (objetos de la sociedad humana).

En verdad es posible afirmar que toda práctica científica debe relacionar adecuadamente los diferentes objetos de investigación, en busca de sus articulaciones e incidencias.

Los grupos humanos como objeto de investigación

Los grupos humanos los podemos definir, como dos o más personas que interactúan. La sociedad humana se expresa en los grupos. Estos son elementos vitales en el desarrollo de la sociedad, en los diferentes planos de la organización, conducta y comportamiento. El investigador social, debe partir de la existencia de grupos sociales como condición para la comprensión de su objeto y su problema de investigación. 

¿Cómo podemos clasificar los grupos humanos?

En una división simple, los podemos caracterizar como primarios y secundarios.

Los primeros se forman de manera espontánea, se ligan de manera natural y, generalmente, su comunicación es directa. Los grupos secundarios por el contrario, no se forman espontáneamente, sino de acuerdo con unas normas preestablecidas, no se ligan de manera natural sino artificial y su comunicación no necesariamente es directa.

Como ejemplo de grupos primarios podemos tener la familia, los amigos, las relaciones amorosas, etc. Observamos que en estos grupos su origen es espontáneo, la comunicación es directa y su ligazón es natural. Mientras que los partidos políticos, los grupos de operarios, las clases académicas, los equipos deportivos, etc., no se ligan naturalmente sino por intermedio de un plan prefijado, su comunicación no necesariamente es directa y más que espontaneísmo hay racionalidad. Estos son grupos secundarios.

El grupo es el medio donde el individuo actúa

Esto lo entendemos de la siguiente manera: El partido político es el medio donde el militante actúa; el curso es el medio donde el estudiante se desenvuelve; el sindicato es el grupo donde el obrero se reivindica; la familia es el grupo donde el hijo se educa y el padre actúa, etc. Consideramos suficientes estos ejemplos para justificar el hecho de que el investigador no puede aislar el individuo del grupo donde éste actúa.

Y además la necesidad de comprender los factores que determinan y caracterizan el mismo grupo.

Las características de los grupos humanos

El considerar las características comunes a los grupos humanos solo nos lleva a pensarlas como elementos metodológicos. Veamos: todo grupo se identifica a partir de unos objetivos, unas normas de funcionamiento, una organización y un factor de unidad e identidad.

Los objetivos de los grupos humanos

Empíricos o racionalizados los grupos se estructuran en relación con unas metas y logros por alcanzar. La familia en su calidad de grupo primario se estructura con base al objetivo de supervivencia económica, de reproducción biológica y herencia cultural; los partidos, en su condición de grupos secundarios se estructuran con unas miras de organización y administración de gobierno social.

Normas

La actuación del grupo y la relación entre sus componentes está regulada por normas o reglas, generalmente relacionadas con el comportamiento o la conducta que sus miembros exigen. La familia como grupo primario, elabora sus normas de actuación y disciplina; los partidos políticos tienen en sus estatutos las normas para la actuación práctica de sus miembros; las empresas tienen su reglamento, etc., etc.

Estructura propia y específica

La estructura en el caso de los grupos humanos pasa por resolver dos problemas: a) Su sistema de dirección y b) Su sistema de información y comunicación. En cuanto a la dirección, es necesario indicar que dependiendo del sistema que adopten pueden tener medios abiertos o cerrados, verticales u horizontales, autoritarios o democráticos. Por otro lado, consideramos que el sistema de información y de comunicación, está subordinado al sistema de gobierno del grupo.

Unidad e identidad

Este rasgo característico de los grupos se refiere al necesario sentimiento de pertenencia por parte del individuo. El grupo existe en tanto que los miembros se consideran pertenecientes a él. Se consideran parte de él. Es la conciencia de participación.

En resumen, hemos querido plantear que las investigaciones sobre objetos de la sociedad humana, son investigaciones sobre grupos humanos, los cuales son formas de organizaciones primarias o secundarias del hombre.

Acerca del autor

Lizardo Carvajal Rodríguez

Escritor colombiano, autor de más de veinte títulos en las áreas de metodología de la investigación, teoría tecnológica, historia y clasificación de la ciencia, poética y teoría solidaria y cooperativa.

Docente universitario en la Universidad Libre y en la Universidad Santiago de Cali, por más de treinta años en áreas relacionadas con métodos de investigación, métodos de exposición, clasificación e historia de la ciencia.

Editor académico y científico de obras de autores universitarios, grupos de investigación e instituciones de nivel superior y de autores independientes en Colombia, a través del proyecto Poemia, su casa editorial, Colombia si tiene quien le escriba y promotor de las mesas de redacción como estrategia de producción de textos.

15 de comentarios

Clic aquí para publicar un nuevo comentario