La lectura

Reglas para la comprension lectora

Reglas para la comprensión lectora puede constituir un orientación a las necesarias estrategias de lectura que un lector profesional debe poseer. Puede ligarse, así, la comprensión lectora a los tipos de lectura que debemos conocer para que la información nos llegue como debe ser.

El libro Dialéctica de los concreto, estudio sobre la problemática del hombre, del filósofo checo Karel Kosik fue publicado en la década del sesenta, más exactamente, en 1963. Traducida a diversos idiomas en el mundo, Adolfo Sánchez Vázquez, la traduce al castellano y con ello los intelectuales de esta parte del Globo tienen una fuente de comprensión lectora desde una perspectiva marxista.

Karel Kosik wikipedia [CC-BY-3.0], from Wikimedia Commons

Su autor, Karel Kosik nació en Praga en 1926. donde también murió  en el año de 2003. Su pensamiento heterodoxo influyó enormemente en los círculos intelectuales y revolucionarios de formación marxista.

Karel Kosik, en el libro Dialéctica de lo concreto, en su capítulo III estudia el asunto referente a la interpretación del texto o comprension lectora.  Está pensando, claro está, en El Capital, la obra cumbre de Carlos Marx.

Reglas para la comprension lectora
Reglas para la comprension lectora

Frente a ella formula cuatro reglas  que pueden ser acogidas en todo el conjunto de la práctica de comprensión lectora. A continuación  formulo cuatro reglas para la comprensión lectora.

Reglas para la comprensión lectora

 Que no deje en el texto puntos oscuros, no explicados “casuales”

Que explique el texto en sus distintas partes y como un todo, es decir, tanto en los pasajes aislados, como en la estructura de la obra.

Que sea íntegra y no permita contradicciones internas, momentos ilógicos o inconsecuencias.

Que conserve y capte el carácter específico del texto y haga de su especificidad un elemento constitutivo de la comprensión y construcción.

Estas cuatro reglas planteadas por Kosik, a propósito de la interpretación de El Capital, nos colocan frente a lo que podríamos llamar “puntos nodales” en la lectura científica, dirigida y con propósitos investigativos.

Que no deje puntos oscuros o inexplicados

La tendencia al facilismo conlleva constantemente al lector a dejar ideas sin explicar, puntos oscuros, que “luego se aclararán”. La realidad nos muestra que muy pocas veces estos puntos oscuros se aclaran con posterioridad.

Estas lagunas en la lectura, ignorancia en la significación de un término, un concepto, una frase o una oración incluso, se convierten en obstáculos gnoseológicos en la comprensión lectora de textos. En otros casos, como el de El Capital, los puntos oscuros son utilizados con fines ideológicos, para combatir o revisar el pensamiento del autor.

La regla de Kosik es precisa. Comprensión lectora de textos o lectura debe explicar todos los elementos que componen el sistema textual del mensaje.

Que comprenda la obra en su totalidad

Hemos hablado del “sistema textual”. Efectivamente, un documento es un sistema y su parte escrita (texto) también lo es. Por ello, resulta lógico entender que la comprensión lectora del texto, debe ser una interpretación que lo tenga en cuenta como un todo, como un sistema articulado de partes.

 Que sea íntegra

Que no permita contradicciones internas, momentos ilógicos o inconsecuencias. Que no lleve al lector o sujeto lector a ideas que violen las tesis del autor. Que éstas sean tratadas como un conjunto, como sistema íntegro.

Así es comprensible que la lectura científica exija enjuiciar un libro por la lectura de su conjunto y no por la de un capítulo aislado. Asimismo, un tema debe ser interpretado por el conjunto de ideas que concurren a explicarlo y no por una idea aislada.

El texto es un todo, y ese todo se fundamenta en una estructura sistemática, lo que hace que cada parte aislada no tenga significación total. El texto total, no puede ser interpretado por el análisis de una de sus partes, sino por las del conjunto, interrelacionadas y sujetas a un plan único del autor.

Que comprenda la especificidad del texto

El texto, según Karel Kosik, es específico. Esto significa que cumple un papel determinado, tanto en el tiempo histórico que fue producido, como en el tiempo histórico en que es interpretado o comprendido. Además, los objetivos que el autor se traza con la obra, la determinan tanto en su contenido como en su forma.

El tiempo en que un documento es producido, no siempre coincide con el tiempo en el cual es interpretado y si coincide, esta coincidencia debe ser explícita. Ello explica el por qué un texto no puede ser válido para todas las épocas y situaciones.

Existe una especificidad inherente al texto en su vínculo con la realidad. Sin descartar la posibilidad de la existencia o materialidad en el texto de leyes o principios universales y generales; eso es posible. Más no niega la posibilidad de lo específico en el texto.

Pero lo específico en el texto no solo tiene que ver con la situación concreta que plantee. También tiene que ver con la forma concreta en que lo haga. El lector debe ser consciente de las diversas limitaciones y alcances del tipo de documento que tiene ante sí y que, lógicamente, le da también una especificidad. Por ejemplo, cuando hacemos uso de una “monografía”, nos damos cuenta que ella contiene un tema en forma mucho más profunda, que cuando hacemos uso de un compendio. También hay una especificidad en la forma. Sucede lo mismo cuando nos informamos sobre un tema en una “obra de consulta” o en otra de mayor contenido.

La especificidad se relaciona también con la exigencia de una interpretación lógica. Esa lógica tiene que ver no solo con una relación específica entre el tiempo histórico y social en que la obra es producida e interpretada, sino también con la estructuración sistemática de un discurso de interpretación del texto. Es lo que hemos llamado una actualización de la información contenida en el mensaje, pero asumimos que dicha actualización se hará sobre la base de la asimilación del mensaje y no del rechazo o deformación.

La asimilación correcta, tanto en el tiempo como en relación con las condiciones sociales, técnicas o científicas, es el sentido que tiene la regla que nos orienta para estar atentos y que no se presenten momentos ilógicos, contradictorios en la lectura.

Acerca del autor

Lizardo Carvajal Rodríguez

Escritor colombiano, autor de más de veinte títulos en las áreas de metodología de la investigación, teoría tecnológica, historia y clasificación de la ciencia, poética y teoría solidaria y cooperativa.

Docente universitario en la Universidad Libre y en la Universidad Santiago de Cali, por más de treinta años en áreas relacionadas con métodos de investigación, métodos de exposición, clasificación e historia de la ciencia.

Editor académico y científico de obras de autores universitarios, grupos de investigación e instituciones de nivel superior y de autores independientes en Colombia, a través del proyecto Poemia, su casa editorial, Colombia si tiene quien le escriba y promotor de las mesas de redacción como estrategia de producción de textos.

4 de comentarios

Clic aquí para publicar un nuevo comentario

  • Hola, Lizardo. Te saluda el docente e investigador social Fausto Tovar Vargas que labora en Saladoblanco (Huila). Es un gusto leer este coherente texto que presenta las reglas para la comprensión lectora, con base a los aportes teóricos de kosik, quien fue un estudioso del marxismo en plano de estudios textuales.
    Es un texto interesante en el ejercicio docente con los niños y los jóvenes, en el campo de la comunicación y la literatura, como también tener bases teóricas y praxiológicas en la producción intelectual.
    Compartiré por tu correo la tabla de contenido del libro que está en proceso de publicar por la Editorial Surcolombiana, del cual estuvimos conversando un largo rato.

    Abrazos, Lizardo. Seguimos en contacto.

    • Fausto, gracias por tu saludo. Estaba pendiente. Solo que he estado de viaje, dictando cursos y conferencias. Ese es un duro trajín.
      Me alegró conocerte y espero que pronto nos veamos. Se trata de poner en práctica las ideas que dialogamos.