Vamos a clases

Propedéutica en la educación

Un deportista, digamos un futbolista, requiere ser un especialista de las técnicas de su deporte, el fútbol. Sin embargo, de muy poco le servirían esas técnicas si no tuviese un fundamentación en su estado físico.

Es decir, la propedéutica de cualquier deporte es la fundamentación física. Un buen estado físico permitirá, necesariamente, un mejor rendimiento deportivo. El preparador físico es el propedéuta en cualquier práctica deportiva.

Qué es la propedéutica

En la formación y práctica profesional también se requiere una fundamentación intelectual. Es lo que comúnmente se denomina una propedéutica.

¿Qué constituye la propedéutica para el ejercicio académico y profesional?

Esa respuesta no es del todo clara.

¿Cómo se debe poner en marcha un programa de propedéutica en la Universidad?

Aún nos falta mucho por investigar.

Ciencias del conocimiento y propedéutica

Por ahora podemos decir que así como la fundamentación física es la propedéutica del deportista, las ciencias del conocimiento constituyen la propedéutica para el estudiante universitario y para el ejercicio profesional.

Una estudiante puede formarse muy bien en las asignaturas medulares de su carrera, pero si le falta fundamentación en ciencias del conocimiento, su pensamiento e inteligencia será mucho más dificultosa.

En consecuencia, la presente propuesta busca integrar a la fundamentación propedéutica universitaria a lo que es la fundamentación en ciencias del conocimiento.

¿Cuáles prioritariamente?

La matesiología

Es ésta la ciencia que estudia la materia: su origen, su desarrollo, su estructura; su evolución, las diversas formas de movimiento; las leyes universales que la rigen y las diversas técnicas de medición y comparación, incluye aquí los diversos sistemas de medición de la materia.

La Gnoseología o teoría general del conocimiento

¿Será necesario que el estudiante sepa lo que es un concepto, un juicio, un raciocinio y los distinga de la idea? Esta fundamentación apenas es esencial y la entrega la Gnoseología, ciencia que se ha olvidado en la formación propedéutica.

La Epistemología o teoría de la ciencia

Si lo esencial de la formación universitaria es la formación científica pues lo esencial también será es tener claridad sobre la estructura actual de la ciencia y su desarrollo. La Epistemología nos ilustra sobre los asuntos relativos a las clases de ciencias existentes; sus interconexiones y sus relaciones con los objetos de estudio.

Lógica formal

Con esta ciencia el estudiante logrará una fundamentación en temas tan importantes como: Operaciones con conceptos, juicios; definiciones, clasificaciones; manejo de silogismos, inducción y deducción.

Eurística o ciencia de la argumentación

Esta asignatura se ha introducido en las universidades a través de las tesis de los sicolingüistas, pero no se ha entregado al estudiante en toda su magnitud y con los grandes descubrimientos que desde la antigüedad ha logrado. ¿Cómo argumentar científicamente?

La lingüística o ciencia de la lengua

No requiere ninguna sustentación sobre la importancia propedéutica de esta ciencia. ¿Sin la lengua, sin el idioma cómo pensamos científicamente? Pero eso requiere una preparación.

La Gramática

Hoy más que nunca se requiere la incorporación de esta ciencia a la formación universitaria. Es apenas aberrante el nivel de conocimiento de la gramática, la ciencia que nos enseña las reglas básicas del buen uso del idioma.

Retórica

Ciencia del buen hablar y de la elocuencia apenas indispensable en la práctica profesional, constituye una materia indispensable para la formación de hombres de ciencia.

Poética o ciencia de la escritura

La lectura y la escritura ya constituyen una gran preocupación para la comunidad universitaria. Todos, absolutamente todos, están de acuerdo en que tenemos un lastre muy grande en relación con esta práctica indispensable en las labores de la inteligencia.

Ecdótica

Ciencia de la edición se convierte en una preocupación tan grande como la de la importancia de la escritura y la lectura. Debemos comprender que una depende de la otra.

 No sólo se trata de escribir, se trata de corregir, editar, lo que se escribe. Esta es una ciencia propedéutica fundamental en la fundamentación universitaria.

Tendrá, pues, el Mentor un extraordinario campo de disciplinas preparatorias. Tendrá un campo que logrará transformar el comportamiento, la práctica, el quehacer científico y académico de sus discípulos.

Sin embargo, y a pesar de todo este cúmulo de posibilidades de prácticas, hábitos, disciplinas preparatorias, propedéuticas, hay un campo que estaría por explorar, en la actividad y en la nueva función del mentor: El campo de la Ética.

Acerca del autor

Lizardo Carvajal Rodríguez

Escritor colombiano, autor de más de veinte títulos en las áreas de metodología de la investigación, teoría tecnológica, historia y clasificación de la ciencia, poética y teoría solidaria y cooperativa.

Docente universitario en la Universidad Libre y en la Universidad Santiago de Cali, por más de treinta años en áreas relacionadas con métodos de investigación, métodos de exposición, clasificación e historia de la ciencia.

Editor académico y científico de obras de autores universitarios, grupos de investigación e instituciones de nivel superior y de autores independientes en Colombia, a través del proyecto Poemia, su casa editorial, Colombia si tiene quien le escriba y promotor de las mesas de redacción como estrategia de producción de textos.

Agregar comentario

Clic aquí para publicar un nuevo comentario