Vamos a clases

El mentor: como oficio del maestro

Habiendo sido en la Antigüedad griega un oficio verdaderamente importante en el proceso educativo, la Mentoría pasó a ser reemplazada en el Medioevo por la Confesoría; en la Edad Moderna por la Tutoría y llegó olvidada a la Contemporaneidad.

Hoy, en el sistema educativo, casi nada se sabe y ni se pone en práctica bajo el concepto de Mentoría. En cierta forma ha desaparecido.

Pero desaparecido no quiere decir muerto. La desaparición para quienes la practican lleva, siempre, la posibilidad de la muerte. Pero, para quienes la denuncian lleva, siempre, la posibilidad de la vida. De hallar con vida lo desaparecido. Así ocurre con la Mentoría.

Este oficio es tan necesario hoy como en la Antigüedad griega cuando se le reconoce, cuando se le practica. La educación contemporánea requiere del Mentor y de la mentoría como factores esenciales para el mejoramiento de la calidad intelectual, científica y ética del estudiantado.

El mentor en la Odisea

Es en la Odisea donde, por primera vez, aparece en forma destacada la palabra Mentor. Es el nombre propio de uno de sus personajes que, luego, con el correr de los tiempos se convierte en el nombre común de un oficio: la mentoría.

Es el momento en que Ulises, el héroe de la leyenda griega, reinaba en la isla de Itaca. Era realmente feliz; disponía y gozaba del poder y de la riqueza. La bella y prudente Penélope completaba su felicidad.

Sin embargo, la Historia nos enseña la posibilidad de que las cosas cambien. Llega la Guerra de Troya. Ulises debe abandonar lo paradisíaco de la Isla y las caricias de Penélope. Debe empuñar las armas y asir el camino de la guerra.

Al prepararse para partir, piensa en el futuro que correrá su hacienda, sus bienes y, por supuesto, su mujer. Piensa que no todos sus vasallos serán leales y la codicia los llevará a luchar por el dominio de sus riquezas y lo que será peor, a ultrajar el honor de su esposa, la bella y codiciada Penélope.

Entonces pidió a Alcimo, rey de Tafos, pequeña isla vecina, que le enviara un hombre de su confianza para entregarle el cuidado de su casa, de sus bienes y de su esposa, durante su ausencia. Alcimo confió esa misión a su propio hijo Mentor, hombre de avanzada edad, sabio, prudente y consejero sin par.

En la Rapsodia II de la Odisea, Ulises “le encomienda su casa entera para que los suyos obedecieran al anciano, y él lo guardara todo y lo mantuviera en pie”.

Así lo hace Mentor: administra la hacienda, cuida a Penélope y, además, se convierte en sabio y prudente consejero de Telémaco, niño de pocos años, primogénito de Ulises y heredero al Trono.

Junto a Mentor, Telémaco se convierte en un joven ecuánime, prudente y mesurado. Sus consejos y orientaciones le sirven para formarse como un verdadero hombre.

Como consecuencia de la ausencia prolongada de Ulises y la suposición de que éste estaba muerto en el sitio de Troya, los interesados en los bienes y los pretendientes de Penélope invaden el palacio. Allí, en sueños, aparece Minerva y le indica a Telémaco que su padre aún vive y que los dioses le han concedido el goce de abrazarlo.

 Se reúne la Asamblea y Telémaco en un célebre discurso trata, en forma elocuente, de persuadir a los pretendientes de Penélope para que la dejen, pues Ulises aún vive; lo mismo a quienes pretenden sus bienes.

Telémaco se embarca para Pilos en busca de su padre y Minerva toma la figura y la voz de Mentor para guiarlo a través del mar y sus oleajes. (Es bella metáfora por cuanto Minerva representa el saber, la sabiduría, el conocimiento).

A manera de epílogo

Las Aventuras del joven Telémaco, obra escrita varios siglos después, por Fenelón, para educar al Príncipe de Borgoña, retoma la idea de Mentor, como guía, modelo y ejemplo, como consejero y educador.

Con estos antecedentes es posible, sin muchos circunloquios, llegar al concepto contemporáneo de mentor, asignándole el sentido figurado de guía, consejero y sabio que orienta el camino de los jóvenes.

¿No es eso un maestro?

Acerca del autor

Lizardo Carvajal Rodríguez

Escritor colombiano, autor de más de veinte títulos en las áreas de metodología de la investigación, teoría tecnológica, historia y clasificación de la ciencia, poética y teoría solidaria y cooperativa.

Docente universitario en la Universidad Libre y en la Universidad Santiago de Cali, por más de treinta años en áreas relacionadas con métodos de investigación, métodos de exposición, clasificación e historia de la ciencia.

Editor académico y científico de obras de autores universitarios, grupos de investigación e instituciones de nivel superior y de autores independientes en Colombia, a través del proyecto Poemia, su casa editorial, Colombia si tiene quien le escriba y promotor de las mesas de redacción como estrategia de producción de textos.

Agregar comentario

Clic aquí para publicar un nuevo comentario