Historia de canciones

¿Cantinero de Cuba? O Cantinero de cuba

La ciudad: Quito. El año: 1997. El acontecimiento: El Encuentro Internacional de Pedagogía, convocado por el siempre reconocido Cenaise, Centro Nacional de Investigaciones Sociales y Educativas dirigido por la gran maestra Magally Robalino, que hoy dirige un proyecto de capacitación de maestros desde la Unesco.

En la ceremonia de clausura, los maestros ecuatorianos pensaron un acto muy lindo, muy legítimo: A cada delegación nacional le ofrecían una canción representativa del país de origen de cada delegado.

[sc:cuadrado ]Los maestros argentinos fueron homenajeados con la bella canción Alfonsina y el mar, compuesta por Ariel Ramírez y Félix Luna, en conmemoración de esta poeta del sur, que se suicidó en 1938, internándose en el mar, en la playa La Perla, en el Mar del Plata.

Para despedir a los maestros chilenos no podía faltar esa lúcida y gracil canción Samba Landó de los Inti Illimani: Libertad para los negros cadenas para el negrero/ Samba landó, samba landó/ ¿Qué tienes tú que no tenga yo?

Así sucesivamente. Cuando les llegó el turno a los cubanos, ellos estaban a mi lado. Eran mis amigos Roberto Hernández Oscaris y Pedro Sánchez Carmona, el primero vicerrector del IPLAC, el Instituto Pedagógico Latinoamericano y del Caribe, con sede en La Habana y el segundo un extraordinario capacitador de maestros del mismo Instituto.

El maestro de ceremonia, un profesor de Ambato, con voz emocionada anunció la canción “cubana” con la que se despediría a los maestros de la bella isla, del bello “cocodrilo verde del Atlántico”.

Dijo: Para los maestros cubanos, los despediremos con la Canción de su patria Cantinero de Cuba, Cuba. Sonó, entonces, la linda canción sevillana, de Manuel Pareja Obregón, en la voz de los españoles, Sergio y Estibaliz.

[sc:cuadrado ]Pedro Sánchez Carmona me susurró diciéndome: – Oye chico, esa canción no es cubana, nosotros no la conocemos. Roberto, más prudente sólo me miró y la canción se desbordó en aplausos generalizados del público que querían mucho a los cubanos que, por aquella época, empezaban a salir a difundir lo bueno de su cultura y de su revolución.

Durante todos estos años solo he tenido la oportunidad de contar esta anécdota a mis amigos más allegados de lo que es una mala lectura. No había intentado escribirla y profundizarla un poco.

Ahora tengo la oportunidad de hacerlo cuando mi hijo Lizardo Carvajal Hurtado, impulsó el proyecto Canciones Con-fusas. Ahora es la oportunidad para enriquecerlo en este grupo de “canciones con-fusas” o, también, semi-con-fusas.

Manuel Pareja Obregón, quien naciera en Gines en 1933 y muriera en Sevilla en 1995, compositor de más de tres mil obras, entre ellas las famosas sevillanas, compuso hacia 1964 esta canción que todos hemos cantado, por lo menos los de mi de-generación y los cercanos.

Sergio y Estibaliz en el año 1985, la popularizaron y la hicieron sentir en todo el mundo.

¿Dónde radica la con-fusión?

El Diccionario de la RAE es muy claro. Nos dice: “cuba. (Del lat. cupa). f. Recipiente de madera, que sirve para contener agua, vino, aceite u otros líquidos. Se compone de duelas unidas y aseguradas con aros de hierro, madera, etc y los extremos se cierran con tablas.

La canción original se titula Cantinero de cuba y dice:

Tiene mi cuba un son y una cantina,

Hecha de caña y ron y agua marina.

El cantinero es un buen cubano,

Que una historia de amor lo volvió malo.

Cantinero de cuba, cuba, cuba,

Cantinero de cuba, cuba, cuba,

Sólo bebe aguardiente para olvidar. (bis)

Algún mal lector y pésimo escucha al transcribirla la tituló:

Cantinero de Cuba

y la letra siguió enredada:

Tiene mi Cuba un son y una cantina,

Hecha de caña y ron y agua marina.

El cantinero es un buen cubano,

Que una historia de amor lo volvió malo.

Cantinero de Cuba, Cuba, Cuba,

Cantinero de Cuba, Cuba, Cuba,

Sólo bebe aguardiente para olvidar.

Esta confusión, por el uso de la mayúscula, hoy compruebo no era sólo de mis amigos ecuatorianos o “ecuanos” a decir de Sofía. La mala lectura llevó a convertirla en un son, supuestamente son cubano y a ser interpretada por “salseros” de dudosa reputación y cantarla como canción cubana, como son cubano cuyo contenido hace referencia a la Isla que queremos tanto.

Por eso mi pregunta, nuevamente:

¿Cantinero de Cuba? O Cantinero de cuba.

¿Podemos, ahora, gozar esta bella canción, este bello poema?

Acerca del autor

Lizardo Carvajal Rodríguez

Escritor colombiano, autor de más de veinte títulos en las áreas de metodología de la investigación, teoría tecnológica, historia y clasificación de la ciencia, poética y teoría solidaria y cooperativa.

Docente universitario en la Universidad Libre y en la Universidad Santiago de Cali, por más de treinta años en áreas relacionadas con métodos de investigación, métodos de exposición, clasificación e historia de la ciencia.

Editor académico y científico de obras de autores universitarios, grupos de investigación e instituciones de nivel superior y de autores independientes en Colombia, a través del proyecto Poemia, su casa editorial, Colombia si tiene quien le escriba y promotor de las mesas de redacción como estrategia de producción de textos.

7 de comentarios

Clic aquí para publicar un nuevo comentario

  • Buen día,

    Agradezco mucho su publicación. También soy colombiana, tengo 20 años. Hace poco estuve leyendo sobre Cuba, la revolución y artistas de esa revolución como José Martí… y casualmente escuché ésta canción en una estación de transmilenio en Bogotá y luego, por una amiga de Sevilla a quien le encanta el popurrí Rumbas de Raya Real, y pensé, luego de cantarla: la canción podría tener tintas colonialistas, así que ¨Gogleé¨ y apareció su escrito. Me topé con sucesos como la conformación del Club de Cantineros Cubanos y su blog, me gustó mucho. Ahora gracias a una canción, encontré otras publicaciones suyas y proyectos de la Universidad del Valle que me han llamado la atención y además, me siento muy interesada por el proyecto que usted menciona ¨Canciones Con-fusas¨, ¡la música es maravillosa! ¿dónde puedo encontrar más acerca del proyecto?

    Muchas gracias.

  • Me gusta más como son, con salseros de “dudosa reputación” que con el dúo. Como que el son la da un sabor más sabroso, más latino. Mi humilde opinión y gusto.

  • Arturo Pareja Obregón en su canal de youtube -haciendo referencia a su padre, Manuel Pareja Obregón-, respondió a un comentario diciendo: “Nadie como el pudo tener tanta inspiracion y describir ese caribe que tanto amaba”… Esto no deja dudas que el título de la canción es “Cantinero de Cuba”. Y lo que compuso Don Manuel fue un son cubano. ¡Saludos!
    Ver aquí: https://www.youtube.com/watch?v=ZoxARBBFwMs