Investigación científica Metodología de la Investigación Teoría del conocimiento

La Ciencia como forma de conciencia social

La ciencia como forma de conciencia social es un tema de muchísimo interés. Forma parte del tema características de la ciencia o lo que es lo mismo, la ciencia y sus características. Es un tema obligado en los cursos sobre ciencia e investigación. Es corriente que estos cursos, pre seminarios o seminarios que se inicien con preguntas como qué características tiene la ciencia moderna o qué características tiene la ciencia contemporánea.

Pues bien, una de esas características consiste en que hay que considerar la ciencia como una forma de conciencia social. No es la única, pero sí la más desarrollada, la que le ha permitido al hombre solucionar los más importantes problemas de investigación tanto en la sociedad, como en la Naturaleza, la información y el conocimiento.

En su práctica social, el hombre ha tratado de explicar los objetos y los fenómenos con el objetivo de dar soluciones de diferente orden. La noción estética, como forma de explicación del mundo, podemos decir que existe hace más de ochenta mil años; los arqueólogos nos dan pruebas de representaciones simbólicas contemporáneas de la última glaciación; es factible que la religión haya aparecido simultáneamente con el arte; la filosofía y la noción lógica presentan edades también milenarias. Pero la explicación científica del mundo, de la Sociedad, de la Naturaleza, del conocimiento y la información es relativamente reciente: no es anterior a doscientos o trescientos años de la historia social.

Aunque ya desde Galileo (1564-1642) y Kepler (1571-1630), se puede atestiguar un empuje científico para el conocimiento del mundo, éste no llegó a tener fuerza sino a partir de los  siglos XVII, XVII y XIX cuando aparecen los grandes descubrimientos de la historia: la conservación y transformación de la energía, la estructura celular, la evolución biológica, el papel del trabajo y las clases sociales, en la sociedad moderna.

Pero, “ciento cincuenta años de ciencia-dice Bertrand Russel, a comienzos del siglo XX- han resultado más explosivos que cinco mil años de cultura pre-científica”.

Aproximémonos, entonces, a la Ciencia considerándola como una forma de conciencia social. Es decir, como una forma que el hombre ha alcanzado para conocer y transformar el mundo, incluso llegándola a considerar como una nueva fuerza productiva.

Ahora bien, esta característica de la ciencia, como toda forma de conciencia social, hace que también La Ciencia como forma de conciencia social esté condicionada históricamente, o sea, que esté en relación con el avance social y económico del hombre. Con esto quiero decir que no es la ciencia la que condiciona la sociedad, sino ésta la que condiciona el avance o retroceso de la Ciencia.

La Ciencia, como forma de conciencia social, actúa en las transformaciones sociales como factor interviniente, eso sí de mucha importancia para el desarrollo y la revolución social.

De esta manera, la Ciencia, como forma de conciencia social, se constituye en un sistema de conocimientos, formado históricamente. Estos conocimientos, leyes, axiomas, principios se ordenan de manera lógica para explicar y transformar el Mundo y se comprueban, se demuestran y se confirman en la práctica social.

Es en este aspecto en donde radica la fuerza del conocimiento científico. Es en su veracidad y demostración en donde el conocimiento científico se hace fuerte pues se eleva a categorías de generalidad, universalidad y objetividad. Así se diferencia de otras formas de conciencia social como la religión, la magia y la superstición.

La Ciencia, como forma de conciencia social, le permite al hombre generalizar. Le permite ir de la apariencia caótica del Universo al descubrimiento de las leyes objetivas que lo rigen.

El desarrollo y progreso de la Ciencia se fundamenta en el hecho de pasar del descubrimiento de nexos de causa y efecto y de conexiones esenciales, relativamente simples, a la formulación de leyes, de constantes, de carácter universal, general o particular.

Vista la Ciencia como una forma de conciencia social, como la forma más avanzada de conocimiento de la realidad, se constituye en una nueva fuerza productiva, tema que la hace vital, esencial en el proceso de transformación y revolución social.

Es tan sencillo pensar la Ciencia como una forma de conciencia de la sociedad. Cuando digo conciencia, digo conocimiento.

Acerca del autor

Lizardo Carvajal Rodríguez

Escritor colombiano, autor de más de veinte títulos en las áreas de metodología de la investigación, teoría tecnológica, historia y clasificación de la ciencia, poética y teoría solidaria y cooperativa.

Docente universitario en la Universidad Libre y en la Universidad Santiago de Cali, por más de treinta años en áreas relacionadas con métodos de investigación, métodos de exposición, clasificación e historia de la ciencia.

Editor académico y científico de obras de autores universitarios, grupos de investigación e instituciones de nivel superior y de autores independientes en Colombia, a través del proyecto Poemia, su casa editorial, Colombia si tiene quien le escriba y promotor de las mesas de redacción como estrategia de producción de textos.

4 de comentarios

Clic aquí para publicar un nuevo comentario