En la escuela, en el colegio, en la universidad cuántas veces hemos tenido la tarea de estudiar el adverbio.

Todas las fuentes definen el adverbio como una palabra o un vocablo que modifica a un verbo, a un adjetivo o simplemente a otro adverbio. Así que cuando utilizamos una palabra de las definidas como adverbios estamos reconociendo la existencia del tiempo, del espacio y del modo del movimiento de la materia en su conjunto.

El tiempo

Cómo no reconocer que es propiedad de la materia que nos lleva a reconocer la sucesión de los acontecimientos. El día sucede a la noche; una nota musical, en una melodía, sucede a otra nota musical. Es un asunto de tiempo.

El espacio

En el día suceden, simultáneamente, muchas cosas. Una nota puede estar acompañada, simultáneamente, armónicamente de otra nota. Esta simultaneidad ya no es un asunto de tiempo, es asunto de espacio o de lugar.

El modo

Del latín modus o procedimiento. Hemos dicho que el día sucede a la noche. Pero lo que debemos entender, también, es que no siempre lo sucede del mismo modo: la temperatura, la luz, el clima hacen que esa sucesión tenga muchos modos. Asimismo, hemos dicho que una nota musical sucede a otra en una melodía. Pero lo que también debemos admitir es que no siempre la sucede del mismo modo. Surgen las llamadas escalas y esto les puede dar un modo mayor o un modo menor o un modo dórico, en fin.

El modo pone de manifiesto la multiplicidad infinita de las cosas y sus cualidades transitorias en las cuales encuentra su manifestación la sustancia material única, eterna e infinita.

Así es sencillo reconocer la existencia de adverbios de tiempo, de lugar o espacio y de modo.

Adverbios de tiempo

Existen adverbios de tiempo que indican en qué momento se realiza la acción.  Algunos adverbios de tiempo son: antes, después, luego; pronto, tarde, temprano; todavía, aún, ya; ayer, hoy, mañana, siempre, nunca.

Adverbios de lugar o espacio

Existen adverbios de lugar que hacen referencia al espacio donde se realiza la acción. Algunos adverbios de lugar son: aquí, allí, ahí, allá, acá; arriba, abajo, cerca, lejos; delante, detrás, atrás; encima, debajo, enfrente, alrededor.

Adverbios de modo

La riqueza de los adverbios de modo se manifiesta en palabras adverbiales que pueden hacer referencia al estado de desarrollo, a la cantidad, a la duda, a la afirmación, negación, exclusión e inclusión.

Así, bien, mal, cuidadosamente, mejor, peor, como son adverbios que hacen referencia al estado de la cualidad de la cosa, de la acción o del fenómeno.

Mucho, poco, más, menos, bastante, nada, cuanto son adverbios que hacen referencia a la propiedad de la cantidad de la materia, de la acción o del fenómeno.

Quizá, probablemente, seguramente, acaso son adverbios que nos colocan en el modo de duda.

Sí, claro, bueno, obviamente, también; no, tampoco, nada, apenas, jamás, nunca son adverbios de afirmación y negación de la cosa.

Acerca del autor

Lizardo Carvajal Rodríguez

Escritor colombiano, autor de más de veinte títulos en las áreas de metodología de la investigación, teoría tecnológica, historia y clasificación de la ciencia, poética y teoría solidaria y cooperativa.

Docente universitario en la Universidad Libre y en la Universidad Santiago de Cali, por más de treinta años en áreas relacionadas con métodos de investigación, métodos de exposición, clasificación e historia de la ciencia.

Editor académico y científico de obras de autores universitarios, grupos de investigación e instituciones de nivel superior y de autores independientes en Colombia, a través del proyecto Poemia, su casa editorial, Colombia si tiene quien le escriba y promotor de las mesas de redacción como estrategia de producción de textos.

Agregar comentario

Clic aquí para publicar un nuevo comentario