Autonomía universitaria

Autonomía, universidad y sociedad

Se trata en este artículo los vínculos, de las integraciones entre autonomía, universidad y sociedad. Estas relaciones son colocadas al descubierto por el movimiento de autonomía universitaria surgido con pleno vigor desde comienzos del siglo pasado.

Autonomía

La autonomía, como concepto, constituye una política de existencia de la universidad como subsistema del sistema educativo de una determinada sociedad, organizada a través de un Estado de clases sociales. Así que la política de autonomía está en relación histórica con el Estado en el cual actúa.

La política de autonomía está establecida por el Estado y por las relaciones de clase, coyunturas políticas y fases de desarrollo de la sociedad en la cual existe. Pero establecida no quiere decir determinada en absoluto.

El determinismo en este caso sería claudicación. Lo que realmente existe es una interrelación dialéctica entre autonomía, universidad y sociedad.

Cuando los estamentos universitarios levantan la bandera de la autonomía lo hacen en función de darle a la universidad una ruta en busca de la verdad, del descubrimiento y de la invención científica. También de la innovación tecnológica.

Universidad

El papel de la universidad como aparato de Estado ha sido descubierto por la política de autonomía universitaria a mediados del siglo XX. El movimiento estudiantil logra establecer que la universidad es un aparato ideológico de Estado.

Este concepto, el de aparato ideológico de Estado o Estado-organización tiene aplicación al conjunto de órganos sociales que reproducen las condiciones sociales y políticas necesarias para la existencia social. Ese papel lo cumplen instituciones como la iglesia y sus diferentes sectas, la escuela como sistema de reproducción de los recursos humanos, como llaman al hombre en el sistema capitalista y, de ahí en adelante todas las instituciones complejas del sistema imperante.

Así que la universidad, entendida como aparato ideológico de Estado entra en relación dialéctica con las políticas de Estado. Se dice, en los países que han reconocido constitucionalmente la autonomía universitaria que ésta es una política de Estado.

Sociedad

Podrá reconocerse como la forma de existencia de los individuos humanos. Estos se integran, son sociales. El estudio de las sociedades, así, en abstracto, involucra necesariamente el estudio de la cultura. Pero de eso no se trata aquí.

En este corto artículo sobre autonomía universitaria es necesario establecer que la universidad es un aparato ideológico de Estado en la sociedad contemporánea de clases.

Así que el carácter de clase de la universidad es una variable que la autonomía universitaria debe estudiar, reconocer y establecer como un criterio de su desarrollo.

Eso se establece en lo que los administradores de empresas, descendientes de los jesuitas denominaron “misión de la universidad” y que se pasea campante por los estatutos de las instituciones universitarias.

¿A qué clases sociales debe ponerse al servicio la Universidad?  Es pregunta esencial.

Acerca del autor

Lizardo Carvajal Rodríguez

Escritor colombiano, autor de más de veinte títulos en las áreas de metodología de la investigación, teoría tecnológica, historia y clasificación de la ciencia, poética y teoría solidaria y cooperativa.

Docente universitario en la Universidad Libre y en la Universidad Santiago de Cali, por más de treinta años en áreas relacionadas con métodos de investigación, métodos de exposición, clasificación e historia de la ciencia.

Editor académico y científico de obras de autores universitarios, grupos de investigación e instituciones de nivel superior y de autores independientes en Colombia, a través del proyecto Poemia, su casa editorial, Colombia si tiene quien le escriba y promotor de las mesas de redacción como estrategia de producción de textos.

Agregar comentario

Clic aquí para publicar un nuevo comentario